1. Desarrolla un plan para conquistar y reconquistar a tus clientes

Tu meta no debe ser únicamente conquistar nuevos clientes, sino también mantener el contacto con ellos que ya te han comprado. Mantén perfiles actualizados de tus prospectos de cliente, segmenta tu base de datos y desarrolla acciones específicas para responder a las necesidades de cada segmento.

2. Demuestra por qué siempre eres la mejor solución

Tus casos de éxito y los testimonios de clientes satisfechos son dos ejes clave para que sepan que eres la solución.

3. Resuelve el problema más difícil

Para aumentar las ventas de tu negocio, siempre debes tener claro cuál es el problema más complicado que enfrenta tu cliente ideal.

4. Escucha a tu cliente y habla su idioma

Siempre escucha a tu cliente. Deja que las personas te expliquen sus problemas y te den feedback sobre tus productos y servicios.